TRABAJO

DE OBRA

 

Pintura gestual realizada sobre tela que conjuga la abstracción y la figuración, sobre soporte bidimensional. Se utilizan técnicas mixtas provenientes de estrategias tradicionales del arte, como la pintura, el collage, el grabado y el dibujo, así como también técnicas propias del arte callejero, como uso de stencil, tags, murales y graffitis. En la obra se mezclan materiales de producción industrial y del orden tradicional del arte, tales como: esmalte, látex, spray, acrílico, pastel seco, carboncillo, entre otros.

 

La imagen se construye a modo de collage, capa tras capa, donde surge la imagen que se revela entre figuras antropomorfas, pinceladas, brochazos rápidos, trazos elementales, dripping y mancha sobre el soporte, en el cual dialogan y sobreponen unos a otros, con el fin de hacer un paralelo entre la transitoriedad del proceso de

creación de obra y la fugacidad de la existencia humana. Representada en los muros de las calles que han sido intervenidos con rayados, alegorías y luego repintados, en un ciclo de constante reinvención.

De esto modo, la obra muestra el paisaje urbano, utilizando como recurso la estética del arte callejero, como una manera de expresar una mirada sensible sobre la ciudad y el hombre en la sociedad contemporánea. Donde la imagen, colmada de símbolos y gestos familiares, intenta despertar una cercanía con el espectador través de procesos psicológicos de proyección. Procesos aprendidos e influenciados por estudios en Arte Terapia y Psicoplástica. Disciplinas que tienen la finalidad de estudiar y experimentar toda aquella forma de expresión y construcción de lo psicológico a través de medios plásticos, con el propósito de descubrir lo más profundo del ser.